El Chisme en El Banquillo


El Chisme en El Banquillo
La ex Miss Perú Deborah de Souza interpone demanda para cerrar la boca a Magaly Medina.

Demandada Magaly Medina, reparte con ventilador y se atiene a las consecuencias. Querellante Deborah de Souza, belleza obliga.

DISPARA a diestra y siniestra. Para algunos, tiende a siniestra (Caretas 1514). Claudia Cisneros y La Chola Chabuca han sido algunas de sus blancos. Y últimamente el zarpazo fue para la ex Miss Perú y productora del evento Miss Perú-Universo, Deborah de Souza. De ella Magaly Medina dijo en sucesivos programas y con el volumen alto como para que se escuche en todo el callejón mediático: "embaucadora", "caradura", "trafera", "juega con la ilusión de las aspirantes cuando todos los concursos están arreglados", etcétera, etcétera.
Deborah -que se asoció con América Televisión para la transmisión del concurso- no se quedó callada. Ha entablado a través de su abogado José Allemant una demanda por delito de difamación. "Esas declaraciones ofenden la honra de mi defendida y la perjudican económicamente" -dice Allemant. "La empresa dueña del concurso Miss Universo ha pedido explicaciones desde Estados Unidos. Y por otro lado, una trasnacional de productos de belleza le ha revocado un contrato publicitario millonario".
La bella vilipendiada ha estimado su honor magullado en un millón de dólares. Aunque, consciente del exceso monetario, dice que se contentaría con una disculpa pública, pese a quien le pese. ¿Se imaginan a Magaly -autodenominada adalid, junto con Laura Bozzo, de la hosquedad femenina en Tv.- pidiendo públicas disculpas a la disforzada belleza del millón de dólares? Habrá que verlo.