Mar de Fondo



En Carrera
Con la nueva legislatura empieza el cubileteo para elegir al próximo presidente del Congreso.

Carlos Torres dice que no repetirá el plato, pero... En cambio Jorge Trelles no oculta sus deseos.

La segunda legislatura ordinaria bajo la presidencia de Carlos Torres y Torres Lara se inició el lunes 2 con tempranos aprestos para su sucesión en la conducción del Congreso.
La más notoria disposición para acceder a la conducción del legislativo es la de Jorge Trelles, quien se ha venido desempeñando como asesor político de Torres y Torres Lara, no oculta sus deseos de sentarse en el sillón que ocupara su padre, el ex presidente del Senado, Oscar Trelles.
Quien ha comentado también en petit comite sus aspiraciones es Miguel Velit, actual presidente de la Comisión de Fiscalización. Súbitamente Velit se ha tomado en serio el cargo y habría comentado que investigando a magistrados supremos provisionales como César Tineo y al jefe del RENIEC, Julio Vargas Prada, podría estar en carrera. Velit contaría eventualmente con el apoyo de un sector de los congresistas del oficialismo de origen provinciano.
Oswaldo Sandoval, actual vicepresidente del Congreso, tampoco oculta sus deseos. Sin embargo, en su caso, tiene una notoria desventaja. Hasta donde se sabe, no forma parte del entorno del presidente Fujimori, que es quien elige verdaderamente al presidente del Congreso.
Los que no pintan en este empeño son los congresistas vinculados al SIN ni los de C90, que no cuentan ni con un candidato medianamente potable ni con respaldo significativo.
El grupo de congresistas vinculados al asesor Absalón Vásquez, si bien no definiría la elección, podría ser importante a la hora de la repartición de las presidencias de las Comisiones.
Entre tanto, Torres y Torres Lara se esfuerza por dejar en claro que su propósito es regresar a su curul, en el llano, para liderar nuevamente a la bancada oficialista en el Congreso. Pero la versión, por venir precisamente de quien viene, ha intranquilizado a quienes pretenden sucederlo en el cargo.


  • Cuatro años y seis meses es el tiempo promedio que demora un proceso civil ordinario (dos instancias) en el Poder Judicial, según investigación de Abraham Siles Vallejos ("Modernización y Reformas de los Sistemas de Justicia en América Latina"), publicada por el Consejo de Coordinación Judicial. Entre los países de la región, Uruguay se encuentra en el otro extremo de la tabla (ocho meses de duración promedio), en tanto que al medio se encuentran Chile y Colombia (dos años nueve meses), Argentina (menos de dos años en el 45% de las causas ventiladas), Paraguay (menos de dos años) y Costa Rica (10 meses y una semana).

  • Aproximadamente el 50% de la población está desplazada a consecuencia de la violencia subversiva (alrededor de 600 mil personas), según el Programa de Apoyo al Repoblamiento (PAR). El número es aún mayor en el caso de las personas afectadas por el fenómeno que tuvo su mayor intensidad hasta principios de la década. De acuerdo con estimaciones de la Mesa Nacional de Desplazamiento, la personas afectadas fueron entre 1.2 y 1.6 millones de personas, de las cuales 55% son mujeres. De éstas 250 representantes se reunieron esta semana en el I Encuentro Nacional de Mujeres Afectadas por la Violencia Política.


    PBI: REALIDAD O ILUSION

    Con la versión del PBI de la presidenta de Promperú, Beatriz Boza, existen ya cuatro cifras oficiales en la ruleta sobre el monto del mencionado indicador. En la Ley de Presupuesto para 1998 se menciona US$ 67,850 millones. Roberto Abusada, jefe del gabinete del MEF, ha dicho que es de US$ 57,672 millones (15% menor). Germán Suárez del BCR, por su parte, habla de US$ 61,065 millones (10% menor al presupuestado). Mientras que Jorge Camet dice que estos últimos son cálculos pesimistas y habla de US$ 64,000 millones. Y ahora Boza, en reciente entrevista (donde también revela que el Perú tiene facetas que son "más ilusión que realidad") sostiene que el PBI para 1998 será de US$ 36,800 millones. Guarismo sorprendente que ni los acuciosos economistas Félix Jiménez (Universidad Católica) y Bruno Seminario (Universidad del Pacífico), quienes critican la sobrevaluación del PBI, han llegado a sostener. La confusión es cada vez mayor. El jefe del INEI, Félix Murillo, ha intentado salvar la cara diciendo que proporcionó la cifra a Boza pero en bruto. La proliferación de cifras lleva nuevamente a la sempiterna pregunta: ¿cuándo se actualizará el cálculo del PBI (a precios de 1993) que el buen Murillo prometió para febrero pasado?

    OIDOS GORDOS

    Rumbo franco parece haber tomado la Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno e Inteligencia, presidida por Martha Chávez de Ocampo, que organizó la mesa redonda Excepciones a los derechos al secreto y a la inviolabilidad de las comunicaciones en la Constitución de 1993 del lunes 2 al miércoles 4. El evento fue organizado un mes antes de fecha prevista para la entrega del informe final sobre el caso del espionaje telefónico encargado a la citada comisión.

    VISITA DESPEJADA

    Titular del Congreso de Chile Gutemberg Martínez: visita sin reparos.

    El miércoles 4 al mediodía quedó constituida la Liga de Amistad Parlamentaria Perú-Chile con la asistencia del presidente de la Cámara de Diputados de Chile, Gutemberg Martínez. Su llegada, el martes 3 por la noche, se produjo cinco meses después de la suspensión de su visita luego de conflicto inducido a consecuencia del rechazo de la Corte Suprema al recurso de casación del Estado peruano en torno al caso del Chinchorro. (CARETAS 1490) Esta vez nada ensombreció la visita de Martínez. Antes de llegar aclaró, respecto al caso Lucchetti, que el caso no afecta las relaciones bilaterales.

    A OJO DE BUEN CUBERO

    Martín Naranjo de la SBS y los apremios de la calificación de riesgo de los bancos.

    Este mes, por primera vez en su historia, la clasificación de los bancos que operan en el país se conocerá públicamente. Según el artículo 316 de la Ley de Banca, todos los bancos deben ser objeto de clasificación y calificación dos veces al año (en marzo y en noviembre). Cumpliendo con esta disposición, no siempre grata, Martín Naranjo, titular de la SBS, ha dictado la Resolución 672-92 señalando que dos empresas clasificadoras de riesgo nacionales que no tengan ligazón con el banco por examinar cumplan esta labor en cada institución.
    La SBS, que está obligada por ley a realizar similar examen por su cuenta, ha quitado el cuerpo y ha decidido hacer suya la clasificación de más riesgo de las dos previstas. Lo curioso es que la SBS no ha establecido una metodología única para el examen, sino que cada clasificadora podrá sugerir y desarrollar sus propios parámetros. La idea de que la SBS realice y publique su propio examen se funda en que la mayor parte de clasificadoras de riesgo del país también realizan, a través de subsidirias, labores de consultoría a los bancos. Una salida más elegante hubiera sido sin duda encargar la tarea a una clasificadora de riesgo internacional.
    El examen de este año puede traer dificultades, porque es previsible que El Niño incremente la cartera morosa y los bancos estén obligados a aportar mayores recursos para las provisiones. Si la morosidad del sistema bancario aumenta del 5% actual a 8% (en 1984 la cartera pesada se triplicó respecto a 1982), los banqueros deberán congelar US$ 400 millones de sus recursos para provisiones.


    .