El Doc y Su Escudería


El Doc y Su Escudería
Con los últimos cambios militares, Vladimiro Montesinos consolida su influencia en las FF.AA. y aumenta sus ínfulas de poderoso caballero.

Escudo de los Montesinos en versión original (derecha) y en versión modernizada: las flores de lis, símbolo del valor, ceden su sitio a menos pundonorosas picanas eléctricas, la montaña de oro se representa de otra forma y la armadura se retoca con coquetos audífonos.

LOS tiempos cambian y los emblemas de la heráldica también. Pero el apellido Montesinos, que en siglo VII designó a ciertos descendientes de Pipino el Breve que se trasladaron a España para pelear contra los moros, continúa estando asociado al poder. Así al menos parecen indicarlo los últimos cambios producidos en las Fuerzas Armadas, ya que gracias a ellos la influencia del ex capitán EP Vladimiro Montesinos en el sector uniformado del régimen se habría visto consolidada.
Lentamente el Doc estaría cumpliendo su sueño de colocar en los puestos claves del Ejército a sus compañeros de promoción (particularmente a los artilleros de la llamada "marea roja") y a otros militares afines a él, creando así una verdadera escudería.
En el ministro del Interior, general José Villanueva Ruesta, por ejemplo, el asesor del SIN tendría su carta de triunfo para mantener el control del Ejército más allá del 2000. Según fuentes militares, Villanueva Ruesta es el más probable candidato para suceder al general Nicolás de Bari Hermoza Ríos como Comandante General.

Pablo Correa
Compañero de promoción del Doc, hoy ocupa la poderosa jefatura de la Segunda Región Militar.

Raúl Suárez
Nuevo Jefe de Estado Mayor del Ejército. Es infante y a fin de año pasa al retiro. Forma parte del grupo de los "montescos".

Tomás Marky
Nuevo Comandante de la Tercera Región Militar, en Arequipa. Fue jefe político militar en Ayacucho y es fiel al Doc.

Alfredo Rodríguez
Nuevo Jefe
de la Quinta
Región Militar,
en Iquitos.
Otro leal al
discutido asesor
del SIN.

REGIONES AMIGAS

La prueba de que Montesinos ha tenido más influencia que Hermoza en los últimos nombramientos se puede observar en las Regiones Militares. En la poderosa Segunda Región Militar, con sede en Lima, la designación ha recaído sobre su promocional y flamante divisionario Pablo Correa Falén, a quien, se dice, el Doc llama "Pablito". Por otra parte, en la Primera Región Militar, con sede en Piura, ha sido colocado otro divisionario recién ascendido: Luis Delgado De la Paz, infante y también promocional de Montesinos.
En la Tercera Región Militar, con sede en Arequipa, ha sido colocado otro divisionario: Tomás Marky Montero, quien fue anteriormente jefe de la IV Región Militar, con sede en Cusco, y jefe del Frente Ayacucho. Cuando servía en zona de emergencia, en enero de 1985, Marky fue señalado por el teniente del EP Omar Zegarra Corrales como responsable de haberse apoderado de un maletín con cerca de un millón de dólares. Estuvo, sin embargo, muy bien asesorado y logró voltear el juicio: de acusado pasó a ser denunciante y salió bien parado del trance.
A la Quinta Región Militar, con sede en Iquitos, ha sido enviado el general EP Alfredo Rodríguez Riveros. Este oficial fue jefe del Frente Huallaga y durante su gestión en 1994 fue cuestionado por diversas organizaciones de Derechos Humanos. Se dice que en el Servicio de Inteligencia Nacional se montó entonces toda una campaña de apoyo en su favor.
En la Cuarta Región Militar, con sede en el Cusco, está el general Elías Espinoza del Valle, integrante de la 70 promoción "Capitán Juan Hoyle Palacios". Pertenece al arma de caballería y es otra de las cartas que maneja el asesor para después del 2000. Espinoza aún es de brigada pero el puesto de mando en una región es una razón de fuerza para un próximo ascenso.
Al frente de la Sexta Región Militar, con sede en Bagua, prosigue el general de división Edgar Cano Cano, quien es también artillero; es decir, parte de la "marea roja".

PODER TRAS EL BIOMBO: Si los antiguos caballeros se protegían de sus enemigos en castillos, Montesinos ha sabido levantar este "bunker" en Los Cóndores, donde suele pasar breves temporadas. Su aspecto discreto conviene a un superagente como él.

OTROS "MONTESCOS"

Al parecer, además, la predominancia de los "montescos" -que es como se les denomina dentro de la institución a los oficiales afines al discutido asesor del SIN- no se detendrá ahí.
En la Jefatura del Estado Mayor del Ejército, por ejemplo, fue removido el general Ronald Rueda Benavides, a quien algunos consideraban como el sucesor de Hermoza. Rueda era un hombre de confianza de Fujimori, por haber sido su jefe de la Casa Militar, y ha sido enviado a la Junta Interamericana de Defensa, con sede en Washington. Una especie de "exilio dorado".
En su reemplazo ha sido colocado el flamante divisionario Raúl Suárez de Freitas La Torre, quien ha sido prácticamente "resucitado", ya que, según se afirma, no tenía ninguna opción de ascender. Siendo general de brigada, Suárez fue jefe de comunicaciones del Comando Conjunto, y el año pasado estaba como agregado militar en los Estados Unidos.
La Inspectoría General del Ejército, de otra parte, está vacante. Interinamente desempeñará el cargo el divisionario Miguel "Chino" Aguirre Martínez, quien en el escalafón del Ejército figura como jefe del Comando de Personal. Tanto Suárez como Aguirre son de la promoción "Teniente Coronel Francisco Cornejo", y pasan al retiro a fin de este año.
Es casi seguro de que esos puestos claves serán copados el próximo año por integrantes de la promoción de Montesinos.
En la Dirección de Inteligencia del Ejército está por definirse si continúa el general Juan Yanqui Cervantes, incondicional y paisano del Doc, o entra el recién ascendido general Enrique Oliveros Pérez, también hombre de confianza del asesor. Ambos son artilleros y pertenecen a la promoción 71 "Teniente Coronel Pedro Ruiz Gallo".
Con estas movidas, el asesor presidencial habría afianzado su influencia en el Ejército por unos cinco años más y estaría a la espera de que el actual Comandante General, Nicolás de Bari Hermoza, cumpla con un supuesto compromiso de pasar al retiro en los próximos meses, para terminar de afianzar su posición de poderoso caballero.


Nobleza Real
Falleció el general Guillermo Arbulú Galliani, que en 1976 ordenó la detención de Montesinos.

CON los honores que corresponden a los más altos mandos militares, fue sepultado esta semana, el general (r) Guillermo Arbulú Galliani, quien fuera presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas cuando este cargo era independiente de la Comandancia General del Ejército. Fue luego también Comandante General del Ejército, ministro de Guerra y Primer Ministro, durante la llamada "Segunda Fase" del gobierno militar, que condujo el general Francisco Morales Bermúdez. Se desmpeñó asimismo como embajador del Perú en Chile y España.

El general Arbulú Galliani escribió que el Ejército nunca debía ser subyugado por el poder político.

Miembro de la promoción "Mariscal Nieto" en el arma de Ingeniería, la nobleza de Arbulú Galliani era reconocida en las filas castrenses por su clara visión sobre la disciplina institucional y las funciones de las Fuerzas Armadas en el país.
Resulta irónico que su triste deceso se produzca en estos momentos en que el asesor del SIN parece consolidar su poder dentro de las Fuerzas Armadas. Esto porque en 1976, siendo Comandante General del Ejército, fue él quien ordenó la detención del entonces capitán Vladimiro Montesinos, por desobediencia y falsedad.
Como se sabe, Montesinos fue dado de baja y sentenciado a dos años de prisión por el Tribunal de la Sala de Guerra. Según algunos, esta circunstancia explicaría el poco apego que siente el Doc por todos los militares que están en el arma de Ingeniería.

MANO NEGRA

En 1985, cuando el auto del general Arbulú Galliani fue destruido durante un atentado, las especulaciones sobre la identidad de la mano negra tras el hecho apuntaron en una dirección previsible. Lo mismo sucedió poco tiempo después, cuando el general recibió una corona fúnebre, como una poco velada amenaza.
Propulsor del himno del Ejército, responsable por la construcción de la actual sede del ministerio de Guerra y activo participante de las reuniones que convocan mensualmente a los comandantes generales en retiro, en las que se discute el accionar de las Fuerzas Armadas, el general Arbulú, escribió en 1980, ya en el retiro, dos tomos sobre la historia del Ejército y la Ingeniería Militar en el siglo XX .
Arbulú concluye el libro describiendo su visión del Ejército: "Ejército -institución apolítica- que está subordinada al Poder Civil para el estricto cumplimiento de las misiones que le señala la Constitución del Estado a la Fuerza Armada; pero nunca subyugado por el poder político, propio de los países comunistas y totalitarios. Finalmente, no olvidemos que los hombres pasamos, pero la institución queda, por ser permanente y eterna".