Aprietan A Arrieta


Aprietan A Arrieta
Periodista que destapó crímenes del Grupo Colina enfrenta riesgo de ser detenido.

JOSEArrieta Matos (36) es un periodista poco conocido por el amplio público, pero en más de una ocasión ha participado decisivamente en desvelar casos que han estremecido a lectores y televidentes.

José Arrieta fue clave en el desvelamiento del caso La Cantuta y el atentado contra la casa de Javier Diez Canseco. Atrás estaba la mano de Santiago Martin Rivas y el Grupo Colina.

Arrieta Matos estuvo entre aquellos periodistas que con su persistencia y sagacidad dieron a conocer lo sucedido con los 9 estudiantes y el profesor secuestrados y desaparecidos de La Cantuta, en 1,992. Entonces el país por primera vez escuchó hablar del Grupo Colina. Posteriormente, ya como jefe de la Unidad de Investigación de `Contrapunto', aquel programa de Luis Iberico, Gonzalo Quijandría y Fernando Viaña, sacó a la luz las torturas sufridas por la agente de inteligencia Leonor La Rosa ni más ni menos que en el cuartel general del Ejército, así como el asesinato de su colega Mariela Barreto, ex conviviente del mismísimo Santiago Martin Rivas, y el hasta ahora no aclarado caso del "chuponeo" telefónico.
Frente a estos galardones es obvio que los afectados por las investigaciones de José Arrieta -gente de muy mala entraña que actúa protegida tras los más oscuros meandros del poder-, se la "tenían jurada". Su perfil bajo y profesionalismo para evitar los posibles embates de una venganza anunciada, hasta ahora lo mantuvieron a salvo de cualquier contingencia. Pero el zarpazo llegó. Esta vez se vistió del ex agente de inteligencia Juan Luis Bazán, quien tiempo atrás había denunciado al Grupo Colina, entre otras cosas, por dinamitar la casa del congresista Javier Diez Canseco el 14 de noviembre de 1,990.
Como se recordará Bazán hizo estas afirmaciones en más de un medio de comunicación y precisamente fue capturado por la Policía el 10 de abril del año pasado, al día siguiente de que fuera entrevistado por Mariela Balbi en Canal 13. Acusado por la Justicia Militar por abandono de destino, Bazán pasó varios meses preso en el Real Felipe, y ya en agosto de 1,997, ante la fiscalía comenzó a modificar sus declaraciones. Es así como el mes pasado, ni bien consiguió su libertad, apareció en el "nuevo" Contrapunto de los Winters y Julián Cortez, para desdecirse completamente y, más aún, sostener que todas sus acusaciones anteriores no eran sino el producto de un guión preparado y pagado por... José Arrieta.

En su refugio limeño el periodista José Arrieta revisa el video con las confesiones de Juan Bazán por las que fue violentamente detenido por la Policía. Hoy el ex agente se retracta y acusa al periodista.

Esto no pasaría de ser una mera anécdota en el trajinar de alguien como Bazán, quien aparentemente por salir bien librado de algún trance incómodo -o conseguir su libertad- parece estar dispuesto a sostener cosas perfectamente contradictorias. Lo sorprendente de este hecho es que la DINCOTE sí lo tomó en serio y cuando José Arrieta, el 18 de diciembre del año pasado, se acercó a sus oficinas para declarar lo que sabía sobre el atentado contra Diez Canseco, la Policía le informó que, dada la nueva versión de Bazán, su situación de "periodista testigo" se había transformado en la de "periodista investigado", por lo que incluso podía ser detenido, acusado de haber actuado "contra la administración de justicia" por manipular las declaraciones del ex miembro del Grupo Colina.
Arrieta no sólo denunció inmediatamente esta increíble situación sino que se percató de que era objeto de un permanente seguimiento, lo que sumado a otros detalles le hizo temer su inminente detención. Ante el agravamiento de esta situación, el martes pasado decidió aceptar la invitación que le había cursado hacía un tiempo el Comité de Protección a Periodistas, con sede en Nueva York, para dictar una conferencia el 8 de enero. Una salida que le permitiría, por lo menos en lo inmediato, sortear la posibilidad de ser encarcelado, si la amenaza no se concretaba antes.

TAMBIEN MESMER

Pero el recule de Bazán y el hostigamiento contra Arrieta parecen ser sólo una parte del menú preparado para lavar la imagen del Grupo Colina y enlodar a sus acusadores, sirviéndose para ello de aquellos ex agentes que habiendo denunciado sus crímenes, finalmente cayeron en manos de la justicia militar y ahora parecen haber iniciado un rosario de retractaciones.
Esto porque en la conferencia de prensa ofrecida por un grupo de congresistas de la oposición en respaldo de José Arrieta, Jorge del Castillo dijo que estaba en condiciones de afirmar que cuando Carles Mesmer Talledo se presentara ante la comisión que investiga el asesinato de Pedro Huillca -estaba citado para ayer miércoles- también negaría todas las denuncias hechas a través de las varias cartas enviadas a su madre, al general Rodolfo Robles y hasta el mismo presidente Alberto Fujimori, en las que aseguraba que fue el Grupo Colina y no Sendero Luminoso quien mató al líder de la CGTP.

El asesinato de Huillca, según Carles Mesmer fue obra del Grupo Colina. Ahora querría desdecirse.

Para Del Castillo la existencia de estas cartas, así como la de un video con sus declaraciones emitidas libremente, harán muy difícil que ahora Mesmer Talledo pueda retroceder, por lo que ha anunciado que solicitará que cuando asista a la comisión se encuentre presente un siquiatra que evalúe su estado mental.
Del Castillo también reclamó que la comisión recoja las declaraciones del ex agente Clemente Alayo, preso en Yanamayo, quien hace pocos días reconoció haber suscrito con Mesmer Talledo por lo menos una de las cartas en las que se responsabilizaba a los seguidores de Santiago Martin Rivas por la muerte de Huilca.

RIVAS DIXIT

A propósito de Rivas, aparentemente cansado de ser la estrella exclusiva de "Panorama", el domingo pasado el cabecilla del Grupo Colina decidió incursionar en el género epistolar y publicó en "Expreso" una carta para defenderse de estas acusaciones
En su misiva cita con lujo de detalles los expedientes judiciales de Marino Rafael Uscata y de Margot Domínguez Berríos, en los que ellos, ambos conspicuos militantes senderistas, se autoinculparían del repudiable crimen
"¿Cómo es que Rivas obtiene tan fácilmente documentos que la respectiva subcomisión parlamentaria no ha podido obtener de la Justicia Militar en más de un mes de incesantes trámites?", se pregunta el congresista Jorge del Castillo. Pues hé aquí un nuevo tema que Arrieta podría investigar... si es que lo dejan.