Cine-TV


¿Talentos Sin Destino?

Las emergencias del Canal 2 y sus planes de largo plazo.

Por FERNANDO VIVAS SABROSO

EN la mañana del jueves 10 de julio fui invitado por Alberto Isola a una sesión de entusiasmo: 15 alumnos de la escuela de talentos que dirige en el Canal 2 dieron sus exámenes de expresión corporal. Uno a uno fue montando, con música y movimiento, pasajes de lo que parecía ser su relajada rutina personal convertida por los nervios y la disciplina en un ritual de iniciación. Cerrando el desfile el grupo escenificó la tragicomedia diaria de dos esquinas limeñas pacientemente observadas en su trabajo de campo. Los muchachos sacaban personajes del sombrero, los hacían explotar en pequeñas viñetas, ponían en escena sus visiones desprejuiciadas del prójimo y, sometidos al rigor teatrero del profesor Isola, mostraban muy discretamente sus dotes claunescas. Corrido el telón imaginario -estamos en una oficina baldía del canal- le pregunto al director por sus favoritos pero se cuida mucho de no delatarlos. Insiste sí en que la selección de 30 entre los casi mil que acudieron al casting se cuidó de la preeminencia de las caras bonitas y los tipos blanqueados. Y, en verdad, algún ensayo de colorido plural se aprecia en el grupo. Recién había acabado la primera fase de la escuela, consagrada a la expresión corporal, y estaba por arrancar la segunda fase dedicada a voces y textos. Los 30 becados tienen contratos con el canal y en cosa de meses a los mejores se les podría ver debutando en alguna novela del ala de la Iguana o de Michel Gómez.

Alberto Isola al frente de la escuela de Talentos de Canal 2.

Horas más tarde, ese mismo día, el Gral. Dianderas de la PNP, anunció en conferencia de prensa, la fase dura del plan bulldozer contra el canal de Baruch Ivcher. La emergencia jugaba un contrapunto amargo con el largo aliento de la escuelita. A las aplanadoras políticas no les preocupa lo novelero y, en principio, todo podría quedar igual en el frente folletinesco del 2 si se consuma la acción de los hermanos Winter. Pero la producción y los ratings no prosperan en aguas turbias. La Iguana Films de Luis Llosa, hoy en serios compromisos con la SUNAT agravados por su relación con el canal perseguido, tendría que sopesar las ofertas de los Winter y sus ventajas oficiales, pero en los momentos más difíciles Llosa se ha dejado ver por el canal solidarizándose con Ivcher, con quien firmó, días antes de su salida intempestiva a Miami, un contrato para la construcción de los estudios de Villa. Ojalá los chicos de la escuelita encuentren su destino.


¡Juash!
Gianmarco Zignago en oficio de campanero.

  • Gianmarco Zignago resbaló a la temprana tarde del Canal 9 con "Campaneando" y muy a su pesar es un reemplazo a medias del irreemplazable "De dos a cuatro". La fórmula de la adivinanza musical no es nueva en la Tv. local y mundial (se recuerda a Pablo de Madalengoitia conduciendo "Cancionísima" en los primeros '60 y brindando un espacio de afirmación a la naciente Nueva Ola) y el propio Raúl Romero actualizó el juego -el "Canta y gana"- con notables aciertos batiendo a los concursantes con humor gestual. Y aunque Gianmarco tiene a su favor cierta destreza física para derrochar en escena, saber musical propio y una juventud cómplice a la de su público, la dirección y producción parecen no querer ayudarlo (defectos de sonido, lagunas entre secuencias, cámaras confundidas). El conductor-cantautor, entre los barajos y su simpático mal humor, busca distraer con la fácil payasada y amaneramiento filoplatenses, evidentemente inoculados por "Videomatch". La nerviosa asistencia de la guapa Sofía Franco y la solvente réplica juvenil de Bruno Pinasco -el hijo de Rulito- naufragan cuando el público exagera en los silbidos y en la batidera. El desorden y la trepidante dicción de Gianmarco, opuesta a la impecable pero anodina locución de Héctor Felipe, hacen avanzar sin mayor novedad el reloj de 2 a 4.


    Set Ferial
    Thalía va a La Molina

  • Empezó como un side-business pero creció hasta volverse indisociable de la televisión. La Universidad Agraria, abrumada por el espectáculo, tuvo que ceder a los auspiciadores del canal, terreno, convocatoria y play de honor. Pero no tienen nada de qué quejarse, sus ferias de antaño pasaban inadvertidas. La Super Feria de La Molina es una escala más en el circuito dual que las estrellas mejicanas hacen para América Canal 4. Laura León fue la gran atracción agropecuaria del '96 y vino justo cuando "El premio mayor" arrasaba con las resistencias populares. Hoy es el turno de los bebés y adolescentes salseros y del cuerpo propiciatorio de la más exitosa invasión mejicana sobre nuestras conciencias televisivas: las Tres Marías de Thalía. La mejicana de la cintura flotante será la indiscutible e indisputable reina del evento. El negocio es redondo y divertido.


    Montaje Oficial

  • Aunque se monte una vez al año ya es una rutina. El discurso de fiestas patrias, con te deum previo y pase de revista posterior, tiene la plúmbea opacidad del sermón de las tres horas aunque dure bastante menos. Todo lo que la Tv. ha aprendido de informalidad, de timing y de show noticioso se extravía en la pseudomarcialidad del presidente, su claqué oficial y una oposición que no sabe qué cara poner. Ni siquiera Sol Carreño y Federico Salazar en el 4, bromeando en las escalinatas del congreso, pudieron deshielar los actos. Y eso que el 4 fue beneficiado con facilidades que el 5 -se notó en la picona expresión de sus reporteros- no tuvo. Ni el 2 opositor pudo sacar provecho de esos 38 parcos minutos que no respondieron las preguntas que más del 80% de la población repite con insistencia. Ganaría el primero que rompiera el protocolo.


    Picotazos
    -"¿Y de quién fue la idea de crear `Fin de semana' "?
    -De José Francisco Crousillat.
    - Ah, genial idea.

    Oscar Gayoso entrevistando al equipo de "Fin de semana".