Línea De Sucesión


Línea De Sucesión
Las movidas para suceder a Hermoza Ríos en la Comandancia General del Ejército.

Hermoza. Siete años en la Comandancia.

LOS recientes nombramientos de los ministros de Defensa y del Interior, los generales de División César Saucedo Sánchez y José Villanueva Ruesta, respectivamente, han producido un cierto remezón en el tablero militar (en especial en lo que concierne al Ejército), y han despertado expectativas en los otros generales que tienen mando de tropa y aún sueñan con alcanzar la Comandancia General (CGEP), en el hipotético caso de que Nicolás de Bari Hermoza decida retirarse a sus cuarteles de invierno. Y es que, con este gobierno, algo inusual sucede en el Ejército: son ya cinco las promociones de militares cuyos oficiales que han llegado a generales de División no pueden acceder a la CGEP.
Aunque mucho se especula sobre si ha sido el asesor Vladimiro Montesinos o el general Hermoza quien ha ganado en el pulseo por los nombramientos en la cúpula militar, lo cierto es que ambos conservan aún importantes cartas bajo la manga.
Sin embargo, ninguno de los dos las tiene tampoco todas consigo, pues dados los altos índices de desaprobación que sus gestiones han recogido en las encuestas, ciertas voces relativamente independientes habrían recomendado al presidente Fujimori licenciarlos a ambos, como única medida posible para recuperar su alicaída imagen. Tales cambios, que muchos consideran imposibles, según fuentes castrenses, no lo serían tanto.

EL DELFIN DE HERMOZA

Es por eso que tanto Hermoza como Montesinos mueven sus redes y acaso se "chuponean" mutuamente para saber qué pasos está dando el otro. Y es por eso también que ambos de alguna manera se han esforzado por dejar a sus hombres de mayor confianza en la cúpula militar.
El nuevo ministro de Defensa, César Saucedo Sánchez, por ejemplo, es uno de los delfines del Comandante General. Para empezar, es infante al igual que él, y estuvo al frente de la famosa División Blindada del Ejercito, unidad que le da protección a quien ocupa tan alto cargo y siempre decisiva al momento de activarse los golpes de Estado.
Fue el general Saucedo quien dio la seguridad en Lima para el golpe del 5 de abril y sacó los tanques cuando se investigaba el caso de La Cantuta. No lo hizo, en cambio, con ocasión de la intentona del 13 de noviembre, cuando su lealtad jugó un importante papel para conjurar el llamado "contragolpe". Se le atribuye, también, haber dispuesto la persecución del mayor EP (r) Hugo Ormeño, quien supuestamente tenía la orden de tomar Palacio de Gobierno.

¿Preparando el atril para nuevo jefe? Rumores de cambios en el Ejército.

Es por esta cercanía a Hermoza que Montesinos no quería a Saucedo en la línea de carrerra para la CGEP. Así, lo "recomienda" para ministro de Defensa, alejándolo de la poderosa jefatura de la II Región Militar. Saucedo es de la promoción "Sargento Mayor Armando Blondel" y tiene otros seis compañeros divisionarios. Todos ellos tienen aún dos años de actividad por delante.

LOS COLORES DE MONTESINOS

En la otra orilla, estaba el divisionario José Villanueva Ruesta. Intimo amigo y compañero de Montesinos cuando cadete, Villanueva se perfilaba como el candidato favorito del asesor para reemplazar a Hermoza en la Comandancia General. Abanderado de la promoción de artilleros conocida como la "Marea Roja", él estaba por segundo año como jefe de la V Región Militar con sede en Iquitos.
El propio Montesinos lo tenía alejado del centro del poder para que no se viera involucrado en ningún problema, preservándolo para el codiciado puesto. Esto no evitó que, al reunirse con Fujimori y Hermoza, este último lo "recomendara" entusiastamente para ocupar un cargo "político".

General EP, Luis Mayaute, maneja el Comando de Logística. Se perfila para la Comandancia.

Puesta la carta sobre la mesa, Fujimori pidió los antecedentes de Villanueva a Montesinos y éste no tuvo otra alternativa que aprobar su cambio al ministerio del Interior. Ahora el "Doc" tendrá que buscar otro divisionario que represente sus colores en la accidentada carrera por la CGEP. Se rumorea que el general de División EP, Luis Mayaute Ghezzi, jefe del Comando de Logística, es un firme candidato a asumir esta expectante posición.
Mayaute es infante, de la promoción de Saucedo y, por lo tanto, no ajeno al círculo de Hermoza, lo que lo convertiría en un ideal hombre de transacción.
Son también divisionarios en actividad y con mando Pedro Moreano Rivera y Jorge Nadal Paiva. El primero estaba como jefe del Estado Mayor del Comando Conjunto de las FF.AA. y fue removido de su puesto para ocupar la jefatura de la II Región Militar, con sede en Lima.
Por su parte, Jorge Nadal Paiva es hombre de Inteligencia y estaba como Inspector General del EP cuando ocurrieron las torturas a la agente Leonor La Rosa. Nadal ocupa ahora la jefatura de Estado Mayor del Comando Conjunto de las FF.AA.

LOS OTROS

Tanto Moreano como Nadal son infantes y de la promoción "Teniente Coronel Juan Pablo Ayllón". Si quieren llegar a la CGEP, tienen que esperar la salida de Hermoza. Su plazo, sin embargo, vence a fin de año, cuando por años de servicio automáticamente pasarán al retiro.

Generales ministros. Artillero José Villanueva e infante César Saucedo.

Entre otros divisionarios aptos se encuentra Ronald Rueda Benavides, jefe de Estado Mayor del EP, quien estuvo al frente de la III Región Militar con sede en Arequipa antes de responsabilizarse de la Casa Militar en Palacio de Gobierno, cargo en el que se ganó la confianza de Fujimori. Rueda Benavides también es infante y por su cargo actual es el segundo en la jerarquía del Ejército después de Hermoza Ríos y, por lo tanto, se perfila como postulante a ocupar su puesto. Tiene aún un "techo" de dos años.
Santiago Gonzales Orrego es divisionario del arma de Ingeniería y pertenece a la promoción del general Rueda. Fue director del CAEM y de la Escuela Militar. Actualmente no ocupa un puesto expectante en el organigrama del EP.
Los otros candidatos pertenecen a la promoción de los generales Saucedo y Mayaute, y son del arma de Caballería. Se trata de Carlos Bergamino Cruz, quien está por segundo año como jefe de la Primera Región Militar con sede en Piura; y de Mario Salazar Eyzaguirre, quien fue jefe del Comando de Instrucción y actualmente es jefe de la III Región Militar, con sede en Arequipa.
También de esta promoción está apto Edgar Cano Cano, actual jefe de la Sexta Región Militar con sede en Bagua. Cano es artillero y hombre de confianza de Montesinos.
Finalmente, Marco Rodríguez Huerta es el otro divisionario apto. Estaba como jefe de la Dirección de Fuerzas Especiales y luego pasó al Comando de Personal. Hace dos meses fue enviado al exilio dorado en la Junta Interamericana de Defensa.
Pero, claro, todas estas aspiraciones, muy justas algunas de ellas, dependen de que el Presidente y su asesor entiendan que 7 años son más que suficientes y que ya es tiempo de que el Ejército cambie el tinte político que la permananencia del "general victorioso" le imprime.