De Plaza En Plaza


De Plaza En Plaza
Inauguración tras inauguración, el alcalde Andrade sigue acumulando obras y aprobación ciudadana.

Siguiendo una antigua usanza de la práctica política -el recorrido plaza por plaza, aunque en ese caso no realizando mítines sino inaugurando obras- el alcalde metropolitano Alberto Andrade viene consolidándose en las encuestas de aprobación de su gestión, particularmente desde la remodelación de la Plaza Mayor, y empinándose en la intención de voto para Presidente. En enero pasado, cuando se reinauguró el más importante espacio público de la ciudad, el nivel de aprobación de su gestión era de 72% según cifras de Apoyo, en tanto que de acuerdo con cifras de Datum, 30% de los encuestados señaló que votaría por el alcalde metropolitano para ocupar el sillón de Pizarro. Tales cifras no parecen haber mareado al alcalde que continúa, sin pausa y sin prisa, el objetivo principal trazado al inicio de su gestión: el rescate del llamado damero de Pizarro.

Mientras que las encuestas sobre aprobación de la gestión municipal de Andrade se han consolidado en alrededor de 70%, las referidas a la intención de voto para Presidente han venido empinándose paralelamente a la inauguración de las obras de remodelación y, por cierto, a la caída de la aprobación de Fujimori.

EL viernes 18, con fuegos artificiales y fiesta popular, el alcalde metropolitano inauguró las obras de remodelación del Parque Universitario. Se trata de la quinta que realiza en su tarea de recuperar el centro histórico de la ciudad, aunque excesivamente pródiga en faroles e iluminación y austera en árboles. Para entonces, las últimas encuestas indicaban que la aprobación de su gestión municipal llegaba a 75% (Apoyo), mientras que la intención de voto para Presidente era de 31.4% (CPI). Respetable capital político acumulado sin aspavientos y a punta de trabajo sostenido que ha provocado incesante ojeriza de parte del Ejecutivo.

Avances en el rescate de los espacios públicos.

Dos semanas atrás fue el turno de la pintoresca Plaza Italia (ex Santa Ana) en Barrios Altos, donde los árboles y por lo tanto la calidad espacial han sido sacrificados (CARETAS 1470) en aras de discutible estética. Y anteriormente el de las plazas San Martín, en junio, y Castilla (ex Unión), en febrero. Todas ellas, junto con la reubicación del comercio ambulatorio, constituyen la obra tangible de la administración municipal de Andrade en el centro histórico. La intangible, que no es menor, acaso sea la recomposición del vínculo entre los ciudadanos y la ciudad.
Se trata en todo caso de las primeras -y sin duda más importantes- de una larga lista de obras de remodelacion en curso que incluye la plazuela Santo Domingo y el pasaje Santa Rosa, y entre otras, además de la Plaza Francia y el pasaje Olaya, cuyas obras se iniciarán próximamente.