Borron y Manchas Nuevas



Borron y Manchas Nuevas
Documentos de inteligencia norteamericanos sobre Montesinos.

LA DEA. La única ficha develada gracias al `Freedom of Information Act' por la entidad que combate el narcotráfico. Lleva el título de `funcionarios corruptos' y se refiere a la investigación inconclusa de un agente especial.

El poder que ejerce Vladimiro Montesinos Torres en el gobierno, y la influencia personal que tiene sobre el Presidente Fujimori, han seguido sobreviviendo a todo tipo de embates, revelaciones y ampollas en las manos.
Después del rescate de la embajada del Japón, Montesinos ha vuelto a ser parte promovida y protegida de un triunvirato reconstruido sobre los destrozos en la residencia -un espíritu no tan santo de una divina trinidad que tiene como padre a Fujimori y como hijo asimilado al general Hermoza Ríos, y que aparentemente piensa gobernar por los siglos de los siglos, amén.
Pero las palomas no viven eternamente, como lo demuestra esa plaga que las abate en el Centro Histórico de Lima, y si comen mucho a veces no vuelan. Por otro lado, los aspectos oscuros de la trayectoria del hombre clave siguen aumentando, convirtiéndose en verdaderos borrones (ver facsímiles) que sólo las proverbiales (y en este caso literales) cuentas nuevas pueden redimir.
CARETAS da cuenta aquí de una indagación realizada por el periodista y fotógrafo norteamericano Jeremy Bigwood utilizando en EE.UU. el llamado `Freedom of Information Act" (FOIA), la ley de libertad de información mediante la cual el público puede solicitar antecedentes y registros sobre personas y hechos a los archivos del estado norteamericano.
Estas solicitudes se responden dentro de las restricciones que establece la seguridad nacional, los secretos de inteligencia y el espionaje.
Hace algunos meses, Bigwood, que tiene amplia experiencia en estos menesteres, requirió en colaboración con CARETAS información por los conductos legales a once dependencias -incluyendo la DEA, el Pentágono y la CIA- sobre el ciudadano peruano Vladimiro Montesinos Torres y sus posibles vinculaciones.
Hasta la fecha, sólo la DEA, el Pentágono y la CIA han respondido en la forma que se aprecia en estas páginas.
Bigwood aun puede apelar, pero encuentra que los documentos recibidos y que esas decorativas manchas ya son muy significativos.


SE estima que en 1997 la asignación de todo el Sistema de Inteligencia Nacional (SINA) (ver nota aparte) llega a unos S/. 750 millones, lo suficiente para comprar un montón de chupones y, si se aplican con fines políticos equívocos, mamaderas y conciencias.
Como el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) es la cabeza del Sistema, y el SIN opera nominalmente dentro de la esfera de la presidencia del Consejo de Ministros cuyo presupuesto es sólo de S/. 250 millones, tenemos aquí el caso de una cola de tiranosaurio rex que mueve a un perrito raza Pandolfi.

EL PENTAGONO. Informe divulgado por el Comando Sur evaluando denuncias del general Robles. "No es la primera vez, dice, que se sugiere que Montesinos está comprometido en ejecuciones y torturas".

Por lo tanto, la interpelación parlamentaria al Primer Ministro acordada esta semana (ver Mar de Fondo) sobre el origen del milagro económico que ha bendecido la carrera del abogado Montesinos y hombre fuerte del SIN se anuncia con libreto previsible.
Pandolfi seguramente dirá que no tiene nada de malo que el "asesor ad honorem" aumentara sus ingresos por honorarios presuntamente profesionales (según las autorretenciones que registra la SUNAT) de S/. 20,430 en 1993 a S/. 1'600,000 en 1995, y que el secreto tributario exime de dar explicaciones al gobierno y a uno de los hombres públicos mejor cotizados del país.