Culturales




Lírica Crítica
Aparece "Escritos Varios", volumen de Emilio Adolfo Westphalen.

Emilio Adolfo Westphalen( Lima 1911), la voz más importante de la poesía peruana contemporánea, vuelve al retiro

DE un libro dedicado a la crítica de arte suele esperarse, antes que nada, una decidida disposición a juzgar, incluso a ser lapidario, con relación a la obra ajena. Pero en este caso las cosas toman un rumbo distinto. Y no porque las facultades críticas del autor hayan quedado de lado, vaya si están presentes y de qué manera, sino porque en este libro el lector encontrará el prístino testimonio de un creador que se acerca a la obra de otros creadores, sean pintores o poetas, para ofrecer su particular visión en cada caso.

El pintor Ricardo Grau, Westphalen, Ricardo Tenaud y César Moro.

Así, es posible apreciar, no sin cierta sorpresa, cómo el autor de "Las ínsulas extrañas" se aproxima a la poética de Huidobro, de Eguren, de César Moro o de Martín Adán con las mismas armas con las que un fervoroso lector lo haría. Y es que no deja de ser curioso que un poeta que siempre ha hecho gala de la contundencia de sus adjetivos, de lo luminoso de sus imágenes y de lo complicado de su alusión nos regale páginas enteras de claridad expositiva.
Esto, porque siempre se le ha reconocido a Westphalen la hidalguía en el juicio, la seriedad en la definición y el cuidado en la elección de las palabras que darían forma a sus ideas. No en vano posee una obra cuya magnitud ha ido decantándose en un lirismo ajeno a toda interesada "camarilla" o grupo de opinión.

Portada de este valioso volumen.

Pese a los reconocimientos, Orden del Sol y Palmas Magisteriales de por medio, y también debido a su sencillez proverbial, Westphalen siempre guardó celosamente sus impresiones acerca del arte de su tiempo. Por ello Escritos Varios es la oportuna recuperación de artículos y semblanzas aparecidas en las espléndidas páginas de "Las Moradas" y "Amaru", revistas que antaño dirigiera.
Poetas como William Carlos Williams, Marianne Moore, Nerval y Lautréamont. Pintores como Szyszlo, Ramiro Llona y Emilio Rodríguez Larraín son sólo algunos de los nombres tratados por Westphalen con la elocuencia que le otorgaba, y aún le otorga, el bello uso de la palabra. Y es que no podía ser de otro modo. El libro recoge las impresiones, a manera de diario intelectual, de un auténtico testigo de su época que en más de sesenta años ha mantenido una indeclinable pasión por la cultura de nuestro tiempo.(Pedro Tenorio Narváez).


Lima:
Arte Capital
El Centro de Artes Visuales de la Municipalidad de Lima edita publicación sobre sus Festivales Internacionales.

EL municipio sigue bregando para cumplir el encargo que la UCCI (Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas) le dio para 1997: ser la Plaza Mayor de la cultura hispanoamericana. De pronto se multiplicaron en el Centro Histórico, robándole espacio a los tugurios, galerías improvisadas para albergar instalaciones de 18 países. Transeúntes extrañados, turistas curiosos y algunos visitantes informados, se topaban en el atrio de San Francisco con esculturas modernas que parecían fuera de contexto en una ciudad poco acostumbrada al arte en la calle. Pero había que dar al revaluado centro esos pequeños pulmones culturales que tanta falta le hacían y que contrastan armoniosamente con la arquitectura neoclásica y virreinal.

Catálogo de los festivales. Der. Estandarte de Javier Ruzo.

El Correo Central, por ejemplo, albergó una nutrida exposición de estandartes que involucró a más de cien artistas nacionales incluyendo a Fernando De Szyszlo, Ricardo Wiesse, Venancio Shinki, Eduardo Tokeshi y muchos otros.
Cerrados los festivales con recitales poéticos y muestras de cortometrajes, el Centro de Artes Visuales de la Municipalidad Metropolitana acaba de publicar el libro que recopila todos los programas y todas las exposiciones. Las figuras caninas del ítalo-argentino Giancarlo Puppo, las esculturas en madera de la suizo-boliviana Francine Secretan, la serie "Habla, levántate, enderézate y anda" del brasileño Paulo Climachauska, los vidrios del colombiano Oscar Muñoz, la fotografía mística de la cubana Marta María Pérez, los acrílicos del chileno José Esteban Basso, los linos del ecuatoriano Nelson Román, la instalación multimedia española, los óleos del mexicano Gustavo Aceves, los trabajos del paraguayo Ricardo Migliorisi; se dan cita en el libro festivalero.
Faltan varios meses para que acabe el año cultural limeño y por lo tanto nos esperan varias eventos. El más importante, la Primera Bienal Iberoamericana de Lima, se inaugurará el 27 de octubre y participarán 22 países y unos cuantos artistas nacionales institucionalmente seleccionados.


MAL MENOR

La Normalidad

Por JAIME BEDOYA

EL mismo día del rescate, parado en la Salaverry a pocas cuadras de la residencia, un hombre obeso de camisa de manga corta y corbata notoriamente pequeña gritaba ¡métanles bala! ¡métanles bala! No era Giusti, no era Valer ni Jiménez, era un honesto ciudadano opinando desde lejos mientras aliviaba su cuota de gases postrefrigerio en medio de violento fervor cívico.
La euforia como atajo, asumiendo que la proporción de bajas es fundamentalmente un dato estadístico, fue un curso que algunos no dudaron en tomar desde el primer día. Es fácil, siempre son otros los que mueren.
Habria que ser imperdonablemente ingenuo para creer que un sicópata como Cerpa era una persona realmente interesada en una salida pacífica. Pero el no celebrar la reducción de la vida a una operacion aritmética no equivale a pretender justificar la letal estupidez del secuestrador. Posiblemente el mismo hubiera desencadenado una masacre peor, total, llevándose a todos en su delirio. O historia de amor, según el primer mundista candor de Newsweek.
Entre alegría y pena es la manera en que las encuestas han simplificado los sentimientos de quienes, sin dejar de honrar el valor y reconocer el éxito, no pueden por ello hacer una fiesta en torno a sangre derramada. Agréguese una sensación desagradable frente a las jactancias egocéntricas y al tan primario marqueteo político que se ha hecho del tema. No tiene que ver con una cuestión de buen gusto, sino de humanidad.
Que llegue el día en que la misma eficiencia y protagonismo sean dedicados a evitar que otro demente armado convenza a otra decena de adolescentes que el camino violento es el único que les queda, además de hacer moto taxi. Porque a pesar de que se dice que lo más importante que se ha aprendido de esto ha sido la tolerancia y algunos curas hablan de saber perdonar, el gran riesgo que ya se asoma es que suceda lo que sucedió con los asesinatos, con Tarata y con 15 años de terrorismo: olvidar, con la sangre en el ojo, que hay cosas que siguen pendientes en este país.
Porque, ahora que todo terminó, ¿a qué normalidad hemos vuelto?
Ojalá que no sea a aquella en que la Schiffer, envuelta en una capa humana de guardaespaldas y atravezando la paupérrima vera del Rímac dentro de una limousina blindada al encuentro de un puñado de limeños que pagan US$ 500 por verla caminar, decía que el Perú le parecía Alemania.

Correo E: jbedoya@telematic.edu.pe).


Dulce Poesía
Un sentido adiós para Dulce María Loynaz.

A los 94 años y en la tranquilidad de su casa en La Habana murió la poeta cubana Dulce María Loynaz, Premio Cervantes de Literatura 1992. La sencillez de su estilo y la hondura de sus temas supieron ganar la admiración de quienes aman la poesía. Hispanoamérica entera se conduele de esta pérdida. Aquí, una breve muestra de su hermosa obra.

La poeta al recibir de los reyes de España el Premio Cervantes

Vanessa io
Mariposa

ESCALAS
de alas
en las salas
del Museo.
El deseo
de un hombre feo
robó a las diosas
las preciosas
mariposas.
Oscura
y dura
tortura:
(Un alfiler les clava la cintura que bailara en el cáliz de una rosa).

De Bestiarium (1993).