Rumbo a Nuevo Mundo


Rumbo a Nuevo Mundo
Británica visita a yacimiento petrolífero de Camisea en vísperas de asalto inicial.

Los petroleros han recurrido a un hovercraft, en territorio machigüenga, para vadear el río en temporada baja. Tiene cupo para 88 pasajeros o su equivalente en carga, y cuenta con video, aire acondicionado y una azafata a bordo.

Ministro John Gummer, parado sobre la proa, flanqueado por embajador de Gran Bretaña, John Illman, y Richard Sykes de Shell, luego de colisionar con tronco.

VER a un hovercraft recortado contra los blancos acantilados de Dover, Inglaterra, es cosa de todos los días. Pero cuando el extraño aparato anda literalmente suspendido sobre las aguas del río Bajo Urubamba en el corazón de la Amazonia, la sorpresa es total.
La semana pasada el ministro de Medio Ambiente de Inglaterra, John Gummer, realizó una visita relámpago a la selva de Camisea junto con Carlos Bruce, de Perú Petro; Gert van de Horst, director de operaciones de perforación de Shell; Richard Sykes, director de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de Shell; y John Illman, embajador del Reino Unido en el Perú, entre otros.
La delegación aterrizó en la localidad de Sepahua en el río Urubamba, a bordo de un pequeño Piper Cheyenne 3, el sábado 14, y tras saludar a las autoridades y realizar una caminata por la comunidad, treparon a bordo del hovercraft que los esperaba en la playa.
La nave anfibia alcanzó velocidades de 40 nudos naúticos en cuestión de minutos, remontando el Urubamba río arriba camino a Nuevo Mundo, comunidad asháninka ubicada cerca de la desembocadura del río Camisea, y lugar donde los petroleros han iniciado la construcción de su campamento base.
Si no hubiera sido por el impacto con un tronco sumergido que dañó transitoriamente una de las quillas, y forzó a realizar una escala técnica en medio de la selva, la embarcación hubiera unido los 80 Kms. que separan Sepahua de Nuevo Mundo en menos de 60 minutos. Y con servicio de azafata a bordo.
El ministro Gummer, una figura del gobierno conservador británico que llegó al poder con Margaret Thatcher en 1979, tomó las cosas con flemática calma.
Después de todo, Gummer, quien fue presidente del partido Conservador entre 1983 y 1985, y se ha desempeñado alternadamente como ministro de Trabajo, Tesoro, Agricultura, y ahora Medio Ambiente, desde hace 13 años, era uno de los huéspedes del hotel donde el IRA hizo estallar una poderosa carga explosiva en su frustrado atentado contra la vida de Margaret Thatcher, en 1984.
Shell tiene programado perforar tres pozos exploratorios el próximo año en la zona de Camisea, y para ello debe trasladar 7,000 tm de equipo al área de los yacimientos en cuanto arranque la temporada de lluvias el próximo diciembre.
El material va a ser introducido en transatlántico vía el Amazonas hasta Iquitos, y de ahí transbordado a barcazas por el Ucayali hasta Nuevo Mundo. De aquí todo será helitransportado al área de perforación, ubicado a 20 minutos de vuelo.
"La logística ha sido diseñada como una operación off-shore, a fin de minimizar el impacto en el medio ambiente", afirmó Richard Sykes, director de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de Shell. "Hemos descartado la construcción de carreteras".
El ministro John Gummer llegó la semana pasada al Perú acompañado de empresarios representantes de una amplia gama de importantes compañías del Reino Unido, entre los que se encontraban contratistas, consultores, productores de materiales para la construcción y especialistas en saneamiento.
La delegación, cuyos integrantes expresaron su interés en los procesos de privatización de Sedapal y de los puertos, sostuvo reuniones con diversos funcionarios del gobierno, y participaron de un Seminario: "Negocios, Tecnologías Limpias y Medio Ambiente". El ministro Gummer conversó con CARETAS a su retorno de Camisea, entrevista que tampoco estuvo exenta de picazones.

Gummer, conservador y conservacionista.

-La suya no es la primera misión comercial británica encabezada por un ministro de Estado que llega al Perú, ni será la última. ¿A qué se debe este renovado interés británico por el Perú?
-A dos razones. Primero, porque Inglaterra ha recapturado su entusiasmo por el resto del mundo, el verdadero resultado de los años de Thatcher. Inglaterra ha recuperado la confianza en sí misma durante el gobierno de la Sra. Thatcher, luego de 40 años de declive. En segundo lugar, y parcialmente debido a lo primero, hemos redescubierto nuestros vínculos históricos con Sudamérica. Deseamos reconstruir nuestras relaciones con el continente sudamericano, luego de haber tenido enormes vínculos.
-En las últimas semanas hemos recibido la visita del primer ministro de Japón, del Presidente de Corea del Sur, y ahora Ud. ¿Cuál es la percepción que sobre el Perú y nuestro continente se tiene en Inglaterra?
-Esta es una parte del mundo que ha creado por sí misma las condiciones para su desarrollo. Seis años atrás era imposible entablar relaciones con el Perú. ¿Cómo se podía hablar con Paraguay de Stroessner? ¿Qué clase de relación se podía tener con la Argentina de Galtieri?¿Qué tipo de acuerdo podía existir bajo el régimen de Allende o la primera parte del gobierno de Pinochet? Lo que ha pasado es que las gentes de Latinoamérica han creado para sus países un futuro real. Nosotros queremos ser parte de él. Y algunos de nosotros tenemos un particular entusiasmo por ello.
-¿Qué tipo de relaciones se puede tener con el régimen de Fujimori?
-Ustedes tienen un adecuado sistema democrático, que continuará después del estupendo trabajo que ha hecho Fujimori.
-¿Un adecuado sistema democrático?
-Eso es lo que tienen en este momento.
-¿En serio?
-No voy a discutir sobre asuntos de política interna, pero éste es un sistema perfectamente razonable con el cual se puede hacer negocios. Depende de Uds. tomar una decisión acerca de su país. Todo lo que estoy diciendo es que muchos encontramos al Perú como un país muy atractivo, y la naturaleza del gobierno hace posible que tengamos adecuadas relaciones entre nuestros dos países. Uds. tienen muchos amigos que gustarían ser parte del futuro del país, y no sólo porque existen una multitud de oportunidades, sino porque Sudamérica tiene lazos muy fuertes con Europa, y muchos nos sentimos aquí como en casa. (Marco Zileri).