40 Años Después


Fue el 1ro. de junio de 1956.

40 Años Después
En el mismo
lugar, FBT
recibe manguerazo
de cariño
popular.

Fernando Belaunde Terry cuando se enfrentó a la policía de Odría en el jirón de la Unión. Esa misma noche imponía la inscripción de su candidatura.

Foto OSCAR MEDRANO

EL último domingo, a las 4 de la tarde y aceptando una invitación de CARETAS, el ex Presidente de la República Fernando Belaunde Terry volvió al jirón de la Unión.
Allí, abriéndose paso entre la multitud habitual de esa arteria, llegó a la esquina de la calle La Merced y el jirón Huancavelica, intersección en la que hace 40 años, en una jornada memorable, demandó al odriato la inscripción de su candidatura en las elecciones generales de 1956.
La sorpresa al principio paralizó a los transeúntes. No es común ver a un ex Presidente caminando sólo por el jirón de la Unión.
"¡Ahí está Belaunde!" finalmente gritó alguien y, al instante, la gente comenzó a acercarse al arquitecto, algunos a saludarlo y otros para abrazarlo efusivamente. Y al poco rato, una multitud se arremolinaba en su torno lanzando vivas.
Todo era tan espontáneo que un moreno maduro comentó: "Es que este es un señor. Dos veces Presidente y nunca robó nada. Por eso ahora puede andar con la frente en alto".

En la esquina de La Merced, FBT con el pendón bicolor. Al lado, la innovada represión policial.

Belaunde volvía después de varios años al jirón de la Unión, ya sin autos desde su segundo gobierno, sin el viejo reloj de la Casa Welch, y con el local de La Prensa convertido en un gigantesco restaurante. Pero la esquina frente a La Merced, donde se desarrolló el drama del 1° de junio de 1956, está casi igual.
En esa coyuntura, a 16 días de las elecciones generales, el Jurado Nacional de Elecciones se inclinaba a rechazar la inscripción de la candidatura de FBT.
Ante esa incertidumbre, aquella noche el candidato recorre el jirón en camino a Palacio al frente de una masa que ruge su protesta.
Se pedían entonces 20,000 firmas para postular a la primera magistratura -recuerda Belaunde- y los participantes en esa marcha ya doblaban el número.

En la biblioteca de su departamento, mostrando el informe de CARETAS sobre esa histórica jornada.

Al llegar la manifestación a La Merced, la Policía cierra el paso. Bandera en mano, Belaunde protagoniza un enérgico altercado, y a través del comandante del destacamento da un plazo de 30 minutos al gobierno para que acceda a su inscripción.
La multitud vocea "¡Abajo la dictadura! ¡Abajo Odría!" Belaunde vuelve a avanzar en hombros de sus parciales. Entra en acción el `rochabús' -el carro rompemanifestaciones- y un chorro de agua desprende al candidato de los hombros de sus partidarios.
Es el manguerazo consagratorio.

Uno de nuestros reporteros de esa época, capta de lejos justo momento en que un chorro de agua desprende a Belaunde de los hombros de sus partidarios. Es el manguerazo consagratorio.

En su embestida, la Policía arroja gases lacrimógenos y reparte varazos, pero Belaunde no retrocede y los ánimos se caldean aún más.
La noticia corre como reguero de pólvora por la ciudad, y miles de mujeres y hombres acuden al jirón de La Unión para unirse a la protesta.
Entonces se anuncia que el JNE ha aceptado la inscripción de Belaunde y el gentío vuelve triunfante a un local del jirón Tarapacá, donde, desde un improvisado tabladillo, el candidato pronuncia un vibrante discurso. Esa noche nace Acción Popular y el candidato, que a la sazón contaba 44 años, cobra una inusitada popularidad.
Hasta ese momento Hernando de Lavalle y Manuel Prado eran los candidatos que más sonaban. El Apra proscrita entabla conversaciones con Lavalle, pero éste no es firme en su ofrecimiento de devolverle la legalidad.. A lo sumo ofrece un estatuto de partidos. Finalmente, pacta la "convivencia" con Prado, su antiguo perseguidor.
Las elecciones del 17 de junio de 1956, Prado totaliza 568,114 votos, Belaunde 457,638 y Lavalle se rezaga con 222,323 votos. Según los analistas, a Belaunde le quedó corto el tiempo. Con una semana más quizás triunfaba.
Este viernes, el ex presidente encabezará un mitin en Chiclayo, conmemorando esa histórica jornada.