Leer a los Niños

Cruzada en Voz Alta

Contagiante entusiasmo provoca campaña de CARETAS para fomentar el hábito de la lectura en los niños.

Fotos VICTOR CH. VARGAS

La lectura establece un círculo mágico entre padres e hijos en un lugar donde todo es posible e ilimitado. Léale a su hijo desde la más tierna edad. ¿Acaso esperó hasta que tuviera un año y medio para hablarle? Claro que no. Así también lo entendió Almendra Gomelsky, conductora del flamante programa infantil "Almendra" del Canal 2, quien se sumó entusiastamente a la cruzada.

En la pasada edición CARETAS en coedición con la Editorial Peisa y con el auspicio de Inca Kola y el Instituto Nacional de Cultura publicó una separata de cuentos para leer a los niños en voz alta. Esta iniciativa ha sido recibida con gran entusiasmo por padres de familia, educadores y por los propios niños. Fomentar el hábito de la lectura es una necesidad de nuestros tiempos. Así lo confirman distintas personalidades vinculadas directa o indirectamente con el mundo de los libros.

Luis Jaime Cisneros

  • Filólogo, presidente de la Academia Peruana de la Lengua:
    "Me parece importante la campaña de CARETAS porque la lectura en voz alta contribuye a confirmar una vieja idea: la lectura afirma la personalidad de las gentes. Baltazar Gracian decía que la lectura nos hace personas. La lectura en voz alta, además, ofrece pruebas inmediatas en lo que respecta a la comprensión. El que no ha comprendido tiene la oportunidad de reconciliarse, inmediatamente, con el verdadero sentido de la lectura".

    Eduardo Sanseviero

  • Librero, propietario de "El Virrey" y "Sur":
    "La verdad es que es una iniciativa muy inteligente y que va directamente al centro del problema del libro y que es, precisamente, crear el hábito de la lectura. Este se está perdiendo inexorablemente. La televisión, los juegos de video, la imagen en general son una fuerte competencia. Debemos volver a interesar a los niños en la lectura, es fundamental para sus vidas. Por eso felicito a Editorial Peisa, Inca Kola y al Instituto Nacional de Cultura por apoyar este proyecto. Sólo espero que nuevas empresas manifiesten su interés pues esta idea se debe mantener. No hay que desperdiciar la oportunidad. Sería ideal, además, que jóvenes escritores peruanos encuentren en este tipo de ediciones un espacio para publicar".

    "Debemos volver interesar a los niños en la lectura, es fundamental para sus vidas", afirma Eduardo Sanseviero de "El Virrey".

    "Fomentar el hábito de la lectura, propiciando la comunicación entre padres e hijos, es una estupenda iniciativa", sostiene José María Palacios de Editorial Santillana.

    José María Palacios

  • Gerente General de Editorial Santillana:
    "Es una estupenda iniciativa. Todo lo que sea fomentar el hábito de la lectura, más aún si es en el contexto de la familia, propiciando la comunicación entre padres e hijos, es loable".

    Jaime Campodónico

  • Editor:
    "Me parece importante que se afiance la comunicación con los niños. Y el hecho de leerles cuentos en voz alta es una manera de hacerlo. Además de crearles el amor por los libros".

    Abelardo Sánchez León

  • Poeta y sociólogo:
    "Una idea fabulosa. Se ha demostrado que el hábito de la lectura ha disminuido hasta alcanzar ribetes dramáticos. Y se ha demostrado también, científicamente, que si no hay lectura no hay desarrollo intelectual. La imagen no reemplaza de ningún modo a la palabra.. La lectura está asociada a algo pequeño, a un círculo cerrado, casi de lujo. Y no debe ser así. Por lo tanto se debe comenzar con los niños. Lo que no ha aprendido Juanito, no lo aprende Juan".


    Cómo Leer

    Mientras más pequeños los niños, mejor.

    AQUI algunas instrucciones para leerles a los niños en voz alta, condensadas del "Manual para leer en voz alta" (The read-aloud handbook) del norteamericano Jim Trelease, uno de los más entusiastas difusores del hábito de la lectura.

    LO QUE DEBE HACERSE

    -Comience a leerle a sus hijos tan pronto como sea posible. Mientras sean más pequeños mejor.

    -Utilice rimas y canciones para estimular su lenguaje y audición. Los libros con ilustraciones atraen la curiosidad del niño y despiertan su sentido visual.
    -Lea tan seguido como usted y sus niños tengan tiempo para ello. Trate de establecer un horario tradicional. El momento más adecuado es antes de que los niños vayan a dormir.
    -Recuerde que el arte de escuchar se cultiva gradualmente, no de un día para otro.
    -Si hay una diferencia de más de dos años entre sus hijos, léales a cada uno individualmente. Representa un esfuerzo mayor pero la recompensa es proporcional.
    -Si lee por capítulos, es su responsabilidad continuar haciéndolo hasta que el libro finalice. No deje a los niños esperando dos o tres días entre los capítulos porque pierden el interés.
    -Ocasionalmente léales algo superior a su nivel intelectual y desafíe sus mentes.
    Recuerde que inclusive a los niños de más de nueve años les gusta un buen libro con ilustraciones.
    Tanto en el hogar como en la escuela proponga un tiempo de discusión después de la lectura. Pensamientos, esperanzas, miedos y descubrimientos nacerán alrededor del libro. Asimismo, permita que los niños se expresen verbalmente, a través de la escritura o la pintura sobre lo que han escuchado.
    Háblele a los niños acerca de los autores de los libros. Déjeles saber que estos han sido escritos por personas y no por máquinas.

    LO QUE NO DEBE HACERSE

    -No lea historias que a usted no le gustan.

    -No continúe leyendo un libro cuando se haya dado cuenta de que su elección no fue buena. Admita que se equivocó y escoja otro.
    -No lea un cuento o una historia sobre los cuales muchos de los niños ya han oído antes o han visto por televisión.
    -No comience a leer si no tiene el tiempo suficiente para hacerlo. Concluir después de una o dos páginas sólo frustrará el interés de los niños en la lectura.
    -No se incomode si los niños le hacen demasiadas preguntas, sobre todo si son muy pequeños. Responda a sus inquietudes con paciencia.
    -No imponga una interpretación de la historia después de leerla.
    -No confunda cantidad con calidad. Al leerle a los niños durante quince minutos, brindándoles todo su entusiasmo y atención les está dando un placer que permanecerá mucho tiempo en su memoria. Más que lo que logran dos horas viendo la televisión.
    -No use los libros como una amenaza: "Si no se van a su cuarto no les leo un cuento". Así sólo logrará que su actitud hacia la lectura se vuelva negativa.
    -No trate de competir con la televisión. Recuerde que hay tiempo para todo.


    CARETAS 1383